Over S766

Acerca de WUR S766

Desde el punto de vista taxonómico, Prunus spinosa es una rosácea (perteneciente a la familia de las rosas). En los países en los que es autóctona, la planta se clasifica desde el punto de vista fitosociológico dentro de la comunidad vegetal de arbustos espinosos (Rhamno-Prunetea). El medio natural de Prunus spinosa es la región paleártica, que comprende Europa, Norte de África, Oriente Próximo y el Norte, Centro y Este de Asia.

Portainjertos

La oferta mundial de portainjertos de crecimiento débil adecuados para el cultivo intensivo de ciruelas es limitado. Esto dificulta, a su vez, una mayor intensificación del cultivo de ciruelas y de otros cultivos de frutas de hueso para los que las selecciones de portainjertos Prunus spinosa son posiblemente indicadas, tales como albaricoque, melocotón y almendra.

Prunus spinosa ya se ensayó brevemente como portainjerto en el siglo XIX. Existe un testimonio del uso de Prunus spinosa para el crecimiento pausado de la raza Mirabelle (Roville, 1876).

Estación experimental para el cultivo de fruta

En el marco de la búsqueda de un portainjerto de débil crecimiento indicado para la ciruela, H.J. van Oosten ensayó un siglo después una pequeña población de plántulas de endrino como portainjerto para Victoria en la anterior Estación experimental para el cultivo de fruta en Wilhelminadorp (Van Oosten, 1986). Las plántulas usadas mostraron un poder de crecimiento muy variado. Algunas tenían un débil crecimiento. A causa de la fuerte espinosidad, se abandonaron estas selecciones. Debido a la cercanía genética entre la ciruela y el endrino, no se preveían problemas de incompatibilidad y las mismas tampoco se produjeron.

A iniciativa de S.J. Wertheim, a partir de 1987, se cultivaron plántulas de endrino (Prunus spinosa) en la antigua Estación experimental para el cultivo de fruta en Wilhelminadorp, con el objetivo de encontrar una o varias selecciones, que fuesen indicadas como portainjerto de débil crecimiento para la ciruela. Ello porque hasta la fecha la búsqueda de portainjertos no vigorosos para ciruela todavía no había resultado en un portainjerto adecuado. En esa época, todavía no existía VVA-1 y Wertheim observó posibilidades basándose en las experiencias anteriormente descritas. Para poder intensificar aún más el cultivo de ciruela, es necesario disponer de un portainjerto adecuado y de débil crecimiento. En 1990, se injertó Opal por escudete en casi mil plántulas. En 1991, se evaluaron, describieron y seleccionaron los árboles Opal de un año de edad, prestando atención especial al crecimiento, la posición de la hoja, la rectitud del tronco y, en caso de estar presentes, las ramificaciones horizontales. Todas las selecciones recibieron un código, formado por una letra (S, M o Z) y un número secuencial. La letra S significaba que en dicha selección la propagación vegetativa por escudete mostraba un crecimiento relativamente fuerte, M significaba un crecimiento regular y Z un crecimiento débil. Se seleccionó un total de 113 árboles y, a principios de 1992, se plantaron en Wilhelminadorp.

Entre 1992 y 1999, la Estación experimental de Wilhelminadorp controló el crecimiento, salud y fructificación de estos 113 árboles Opal. Basándose en estos criterios, se eligieron en 1999 las 24 selecciones más prometedoras y que presentaban un claro debilitamiento del crecimiento con respecto a St. Julien A, así como una buena fructificación y tamaño del fruto. Los otros números se dejaron a un lado debido a su fuerte poder de crecimiento y menor productividad.

Durante los primeros años en Randwijk, la investigación se centró en el modo de mejorar las selecciones de endrino. Se probaron varios métodos de propagación, tanto con esqueje leñoso como con tierno. Mientras que la propagación con esqueje leñoso no tuvo el resultado deseado, el rendimiento de los esquejes tiernos era mejor. El resultado más positivo se logró al usar St. Janslot.

Los patrones enraizados obtenidos se injertaron con Victoria y se cultivaron para tres ensayos, que se plantaron en 2005, 2006 y 2008. Debido a que dos selecciones no produjeron esquejes suficientemente enraizados, los ensayos incluyen quince de las diecisiete selecciones. El objetivo del estudio era someter a prueba los portainjertos con el objetivo de seleccionar uno o varios de los números con las mejores características, para su introducción en la práctica.

WUR S766

Hasta el 2011, se hizo un seguimiento del poder de crecimiento, producción, tamaño del fruto y eficiencia del almacenamiento radicular de los portainjertos de endrino. WUR S766 mostraba la mejor combinación de propiedades: un crecimiento acompasado, una elevada relación producción-eficiencia, frutos grandes, un almacenamiento radicular relativamente reducido y una espinosidad moderada.

Práctica

En el 2014, Wageningen University & Research empezó a desarrollar a gran escala ensayos prácticos con la selección WUR S766, con varias razas y en distintos sustratos. Esto sucede tanto en los Países Bajos con ciruela, como en el extranjero con ciruela y otros cultivos, como albaricoque, melocotón y almendra; unos cultivos para los que el portainjerto parece indicado en vista del parentesco genético existente.